“Nos adaptamos a las nuevas necesidades de la forma más creativa y radical”

Los equipos de las entidades sociales empiezan un curso lleno de retos

Estos días ha comenzado un nuevo curso para las entidades del sector social de la Compañía de Jesús en Cataluña, marcado lógicamente por las consecuencias de la pandemia.

Los últimos meses, las entidades han presentado las memorias del trabajo realizado durante el año 2019. Lo hacen en un contexto muy diferente al que nos encontrábamos al finalizar ese año, pero que todas las organizaciones encaran reafirmándose en su tarea. "Queremos seguir trabajando con la misma pasión, sensibilidad y dedicación", asegura M. Carmen de la Fuente, directora de Migra Studium y coordinadora del sector social de los Jesuitas en Cataluña. "Ahora mismo trabajamos para adaptar nuestra acción a las nuevas necesidades de la manera más creativa y radical que nos es posible".

Los datos que han presentado las entidades de su acción durante el año 2019 nos habla de más de 15.000 personas atendidas, a través de los diversos programas que tiene en marcha cada entidad y que comprenden servicios muy diversos: distribución de alimentos, atención a personas sin hogar, acogida y asesoría para personas migrantes, cursos de formación laboral y de lengua, atención a personas con adicción, actividades de refuerzo escolar y educación en el tiempo libre para niños y jóvenes,...

En todos los casos y en las diversas formas de intervención, nuestras entidades comparten una aproximación a la realidad de la persona, de forma acogedora y respetuosa, a través de una atención integral que tiene en cuenta la persona, la familia y el barrio, y que se hace en colaboración con otras entidades y plataformas. Es por ello que el director de la Fundación Carles Blanch de Badalona, Grau Ussetti, nos pide que estas cifras del 2019 sirvan para "visibilizar los rostros de las muchas personas que acompañamos y sus historias vitales".

Si sumamos las personas que han participado en acciones o campañas de sensibilización, podemos decir que la acción del sector social de la Compañía de Jesús en Cataluña ha llegado a más de 23.000 personas. Todo esto ha sido posible gracias a la labor de más de un millar de personas, la mayoría voluntarias.

Son datos que ya confirmaban una realidad que la crisis sanitaria está haciendo visible y agravando, advierte el director de la Fundación La Vinya de L'Hospitalet de Llobregat, Xavi Loza, con vecinos y vecinas que se encuentran en una situación de crisis permanente, con dificultades para cubrir las necesidades básicas, niños y jóvenes que no pueden seguir el ritmo de escolarización o personas mayores que viven solas con dificultades graves. En el contexto de incertidumbre actual, asegura, "el trabajo hecho configura nuestra misión y sostiene nuestra voluntad de hacer unos barrios más dignos y más libres, donde todos sus habitantes accedan a la ciudadanía de pleno derecho".

Forman parte del sector social de la Compañía de Jesús en Cataluña las fundaciones Migra Studium de Barcelona, la Vinya de L'Hospitalet del Llobregat, Salut Alta y Carles Blanch de Badalona, Arrels-Sant Ignasi de Lleida y la delegación de Entreculturas en Barcelona.

Enlace a las memorias:

Fecha de la noticia: 
10 de Septiembre de 2020

Jesuitas de Cataluña - c/ Roger de Llúria 13, 08010 Barcelona - tel. 93 318 37 36 - jesuites@jesuites.net