"El Casal Loiola ├ęs sobre todo un lugar desde donde salir al mundo"

Nuevo patronato de la Fundaci├│n del Casal Loiola

Xavier Sagrera y Lucia Ort├şn se han incorporado, a principios de este curso, como presidente y vicepresidenta del patronato del Casal Loiola, tomando el relevo de Juan Mezo y Juan Radu├á, que han ocupado estos cargos respectivamente durante los ├║ltimos a├▒os.

El Casal Loiola, situado en la calle Balmes 138 de Barcelona, es un lugar de encuentro de diversos grupos y comunidades. Moviliza m├ís de un millar de personas y se define como un espacio de crecimiento humano y espiritual de las personas para contribuir a un mundo mejor. La renovaci├│n del patronato llega en un momento dif├şcil por el contexto que vivimos, en el que hay que buscar respuestas a las necesidades que ha creado la pandemia. Y tambi├ęn en un momento en que el Casal quiere consolidar un relevo generacional que garantice la continuidad de la misi├│n. Xavier y Lucia han compartido sus impresiones, ilusiones y deseos para el futuro del Casal.

"Un lugar desde donde salir al mundo"

"Debemos mantener el servicio que hacemos y al mismo tiempo extremar las medidas para garantizar la seguridad de todos. Lo m├ís inmediato es reinventar la manera de trabajar: reuniones telem├íticas, celebraci├│n de las Eucarist├şas con aforos limitados, servicios adaptados a las circunstancias, implicar a todo el mundo,... ", explica Xavier Sagrera. "Pero debemos aprovechar este tiempo de incertidumbre en que se abren tantos interrogantes y en el que nos encontramos con nuestra fragilidad para que sea un tiempo de oportunidad de transmisi├│n de valores, de acercamiento a los dem├ís, de tener m├ís cuidado... y de todo ello el Casal debe ser instrumento".

En esta l├şnea, Lucia Ort├şn considera que "el acompa├▒amiento en la vida, y desde la fe se hace esencial para poder comprender de una forma profunda como todos estos cambios nos afectan como personas y como sociedad".

Y es que el Casal Loyola es un lugar de encuentro, donde compartir y celebrar la fe, pero, como señala su nuevo presidente, "es sobre todo un lugar desde donde salir al mundo, para encontrarnos con los más vulnerables y desfavorecidos, para hacer un mundo más justo, más sostenible, más amable. Un lugar que ayuda a la integración entre vida y fe".

"Toca agradecer y mirar hacia el futuro de la mano de los j├│venes"

"El recorrido del Casal es largo e implica a varias generaciones agrupadas de formas y en comunidades diversas pero que comparten un rasgo en com├║n, la espiritualidad ignaciana como herramienta y motor para acercarse a Dios", destaca Lucia Ort├şn, que llega a la vicepresidencia del Casal con 30 a├▒os. "Caminamos hacia la articulaci├│n de las comunidades fundadoras y los nuevos espacios comunitarios de j├│venes para que se conozcan, y puedan compartir un mismo sentido de comunidad Casal Loiola".

Para Lucia, el relevo generacional es más necesario que nunca: "los jóvenes de hoy tendremos la responsabilidad de cuidar e impulsar el Casal de mañana, pero sabemos que heredamos el trabajo y dedicación de todos los que nos han precedido. Toca agradecer y mirar hacia el futuro de la mano de los jóvenes".

"De hecho", insiste tambi├ęn el Xavier Sagrera, "los estatutos del Casal recogen la especial vocaci├│n para los j├│venes, heredada de las antiguas Congregaciones Marianas, y que hemos hecho nuestra. El proyecto apost├│lico compartido entre la Compa├▒├şa de Jes├║s y las tres Comunidades fundantes del Casal Loiola (CVX F├▓rum Adults-Congregaci├│ Mariana, CVX F├▓rum Joves i CVX Berchmans), siempre ha sido un proyecto joven, de los j├│venes y para los j├│venes". Una vocaci├│n que recibe a├║n m├ís impulso, ahora que la Compa├▒├şa de Jes├║s ha situado el acompa├▒amiento de los j├│venes entre sus preferencias apost├│licas universales. "La transversalidad del Casal, que re├║ne grupos y personas de edades muy diversas es una fuente de riqueza para todos, para j├│venes y mayores, para jesuitas, religiosos, religiosas, para laicas y laicos... que da valor a la trabajo que hacemos y nos ayuda a todos".

La presencialidad como necesidad

Todo esto toca hacerlo en un momento en que nos hemos visto obligados a reducir los encuentros y actividades presenciales, tan esenciales en un espacio como el Casal Loiola. "La presencialidad que ahora es un lujo, la hab├şamos dado mucho tiempo por supuesta, y ahora, especialmente para los j├│venes, surge como necesidad", lamenta Luc├şa Ort├şn.

Siguiendo las normativas de cada momento y desde la prudencia, el Casal trabaja para seguir realizando las actividades sociales y educativas (esplai, refuerzo escolar, voluntariado...) que implica la atenci├│n a colectivos vulnerables. Tambi├ęn se intenta mantener el acompa├▒amiento espiritual individual y las Eucarist├şas como espacio comunitario y de celebraci├│n donde Jes├║s nos re├║ne. Actualmente se celebran con aforo limitado y todas las medidas de prevenci├│n, y se pueden seguir tambi├ęn en streaming para favorecer la participaci├│n. Para Xavier Sagrera es importante "mantener el encuentro presencial para el acompa├▒amiento espiritual, el encuentro entre acompa├▒ante y acompa├▒ado que tanto puede ayudar a dar esperanza y compa├▒├şa y hacer crecer a las personas en la fe". El resto de actividades del Casal se traslada a su versi├│n online, "donde vertemos toda nuestra creatividad y todos los medios t├ęcnicos para seguir caminando en la fe juntos y juntas", asegura Ort├şn.

"Ayudarnos mutuamente y mantenernos vivos, acompa├▒ados y esperanzados"

Una actividad a distancia que, para Sagrera, va m├ís all├í de mantener el funcionamiento de las actividades sino que "tenemos que reinventar la manera de funcionar para estar atentos a las necesidades y problemas de los dem├ís (soledad, tristeza, desesperanza...) y descolgar el tel├ęfono o conectar la videoconferencia... para ayudarnos mutuamente y mantenernos vivos, acompa├▒ados y esperanzados".

Retos que presidente y vicepresidenta afrontan con ilusi├│n, responsabilidad, libertad y esp├şritu de servicio, y desde una trayectoria de compromiso y vinculaci├│n con el Casal Loiola y la Compa├▒├şa de Jes├║s. Xavier Sagrera, de 60 a├▒os, trabaj├│ en la creaci├│n de la Fundaci├│n del Casal Loiola desde su inicio. Recuerda al P. Joan Mart├ş Tusquets, "que me introdujo en la CVX F├▓rum Joves, poco a poco, limando mi exceso de rebeld├şa y mis prejuicios iniciales, tal y como ├ęl lo sab├şa hacer. Por eso creo que es tan importante la acogida y el acompa├▒amiento de las personas que llegan al Casal, quiz├ís sin saber demasiado lo que buscan┬á. Lucia Ortin, que trabaja en la Fundaci├│n Migra Studium, estudi├│ en Jesuitas Bellvitge y desde entonces ha estado vinculada a los Jesuitas en diversos ├ímbitos: voluntariado en el sector social, en la Pascua Joven de Raimat, en Magis... "Estoy en el Casal como acompa├▒ante y como acompa├▒ada, en grupos que me ayudan a compartir la fe que da sentido y vida a todo lo que hago".

Fecha de la noticia: 
08 de Enero de 2021

Jesuïtes de Catalunya - c/ Roger de Llúria 13, 08010 Barcelona - tel. 93 318 37 36 - jesuites@jesuites.net