Lluís Rodés, testigo excepcional de diálogo entre la ciencia y la fe

El "Diario en tiempo de guerra" del P. Rodés se presentó en el IQS

El IQS acogió la presentación del Diario en tiempo de guerra del P. Lluís Rodés Campderà, jesuita que fue director del Observatorio del Ebro entre 1920 y 1939. Se trata de un texto inédito, manuscrito por el P. Rodés, que constituye un alegato contra el alzamiento nacional y las atrocidades de la guerra, en un tiempo marcado por el asesinato de sus compañeros jesuitas, por la llamada "bomba del Coliseo" de marzo de 1938, que causó la muerte de su hermano Leopold y su hija Filomena en Barcelona, y por la destrucción de su Observatorio del Ebro en abril de 1938.

La edición facsímil del manuscrito inédito llega gracias a la iniciativa de tres jesuitas que lo han sacado de las tinieblas del olvido: el P. Santi Thió de Pol, hijo de un sobrino del P. Rodés, y primer impulsor de la transcripción y difusión de los diarios del P. Rodés; el P. Luis Felipe Alberca Silva, director del Observatorio de 1985 a 2001, y miembro de la comunidad de jesuitas del Instituto Químico de Sarrià, y del P. Lluís Victori i Companys, profesor emérito IQS, con más de cincuenta años de docencia, y presidente de IQS entre 1998 y 2010.

Ramon Balasch, editor y coordinador del proyecto editorial, dirigió a los asistentes un agradecimiento a todas las personas y todas las instituciones que habían hecho posible el proyecto, especialmente en la Compañía de Jesús; los representantes de las cuatro ramas familiares de los hermanos del P. Rodés: Rodés-Areñas, Rodés-Jansana, Rodés-Verdalet, Thió-Rodés; la oceanógrafa Josefina Castellví, del Patronato del Observatorio del Ebro; y los dos coorganizadores del acto, el Dr. Pere Regull, director general de IQS, y la Dra. M. del Carmen Llasat, profesora de Astronomía y Meteorología de la UB y presidenta de la Asociación de Antiguos Alumnos de Caspe.

Intervinieron el P. Luis Felipe Alberca que, en un trabajo minucioso, en las notas a pie de página explica los vínculos de las personas que aparecen con el P. Rodés, el contexto de las situaciones narradas y el origen o las consecuencias de lo que se dice, entre las anécdotas más jugosas. Por su parte, el P. Lluís Victori compartió el entusiasmo que le había generado la lectura de los cuadernos originales del P. Rodés, la emoción que sentía ante su figura excepcional y como se lanzó a hacer la transcripción correspondiente. Subrayó que era una forma de hacer justicia a un catalán universal, que en el momento de su muerte era socio activo de más de cuarenta sociedades científicas de todo el mundo. Un homenaje al P. Lluís Rodés como hombre de ciencia, como astrónomo que se había formado en los años 1915 en Harvard y conocía de primera mano los principales observatorios del mundo, apreciado hasta el punto que dio nombre a un cráter de la luna. El P. Rodés fue un cristiano fiel a la República y en plena Guerra Civil denunció siempre las atrocidades de ambos bandos, que se cebaron en sus compañeros jesuitas y en sus familiares.

Ferran Rodés Vilà y Joan Eduard Rodés Parellada hablaron en nombre de las cuatro ramas familiares descendientes de los hermanos del P. Rodés. Destacaron cómo, después de dos generaciones, su recuerdo llenaba un espacio legendario dentro de la familia.

Perfil biográfico

Lluís Rodés Campderà (Santa Coloma de Farners, Girona, 1881-Biniaraix, Mallorca, 1939) ingresó en la Compañía de Jesús en 1897. Estudió Filosofía y luego se especializó en astronomía en Harvard y en el Mount Wilson, California. En 1920 fue nombrado director del Observatorio del Ebro, que modernizó con sus estudios sobre Heliofísica, Meteorología, Sismología, Magnetismo y Electricidad. Fue miembro de la Unión Astronómica Internacional y de sociedades astronómicas de España, Francia, Alemania y Estados Unidos. Autor prolífico, publicó más de sesenta obras e investigaciones, entre las que destaca Armonías del firmamento, texto de la conferencia en el Palau de la Música Catalana en 1920, y su obra capital El firmamento, en 1927 (y edición póstuma en 1939) , que presentó por toda América latina.

Resistió en su Observatorio del Ebro la disolución de la Compañía de Jesús de España en 1931 y en 1936 se mantuvo fiel a la República en una lucha formidable explicada en su diario personal. Tras el desmantelamiento del Observatorio al final de la guerra y fuera de circulación por ser un defensor de la democracia, falleció inesperadamente el 7 de junio de 1939 en Biniaraix, cerca de Sóller (Mallorca). El P. Lluís Rodés, SJ, fue uno de los primeros meteorólogos, hombres del tiempo de su época, que disfrutó de un alto prestigio y popularidad gracias a sus comunicados, especialmente entre las compañías aéreas, que utilizaban sus servicios directamente, como se ha dicho. Por eso pudo asistir en plena guerra en Congresos en París y Estocolmo y visitar al cardenal Vidal y Barraquer, figura de la Iglesia disidente, en su exilio en Italia. Sus partes meteorológicos eran utilizados indistintamente por los republicanos y los enemigos de la República.

Leer la noticia completa aquí

Fecha de la noticia: 
20 de Noviembre de 2015

Jesuïtes de Catalunya - c/ Roger de Llúria 13, 08010 Barcelona - tel. 93 318 37 36 - jesuites@jesuites.net