Ha muerto el jesuita y teólogo Josep Vives

El P. Josep Vives, a la izquierda, con el P. Adolfo Nicolás

Este sábado 26 de diciembre falleció en Sant Cugat el P. Josep Vives Solé, jesuita y teólogo de 87 años.

Nacido en Montferri (Tarragona) el 14 de marzo de 1928 y entró en el noviciado de Veruela (Zaragoza) de la Compañía de Jesús en 1945. Tras los estudios de Filosofía, Teología y Filología Clásica en Sant Cugat, Oxford y Londres, recibió la ordenación sacerdotal en Sant Cugat en 1959. Doctor en Teología, ha sido profesor de Filosofía, Teología y Filología Griega en varios centros, entre ellos el Instituto de Teología Fundamental de Sant Cugat del Vallés, la Universidad de Barcelona, la Universidad Autónoma de Barcelona o la Facultad de Teología de Cataluña.

Entre sus obras de patrística, destacan: Los Padres de la Iglesia. Textos doctrinales del cristianismo desde los orígenes en San Atanasio (1971), Los cien consejos espirituales del Padre Diádoco, traducidos y presentados (1981), y la introducción y traducción de obras como Exposición de la predicación evangélica, de Ireneo de Lyon, y Sobre la Pascua, de Melitón de Sardes, dentro de la colección "Clásicos del Cristianismo" (1989); en filosofía griega: Génesis y Evolución de la ética platónica (1970) y la edición e introducción de la obra Platón, Apología de Sócrates, Critón, Eutifrón, Protágoras, con traducción de J. Creixells (1981); en teología: Creer el Credo (1986) y Si oyes su voz.  Exploración cristiana del misterio de Dios (1988).

Era miembro del centro de estudios Cristianismo y Justicia, donde ha publicado varios cuadernos como Comentario al Documento Ratzinger sobre la Teología de la Liberación, de 1984; ¿Hablar de Dios en el umbral del siglo XXI?, de 1997; o Carta a M. Ángeles, 2004.

"Creer significa amar"

Teólogo de lenguaje sencillo y claro, de trato cercano, en varias de estas publicaciones aborda de forma pedagógica la cuestión de la fe y las dificultades para intuir y conocer a Dios en el contexto actual. "En el fondo", resumía en uno de sus textos, "creer significa amar. Amar tanto el mundo y las cosas, que no se puede declararlas fútiles y absurdas". Insiste en esta idea en la Carta a M. Ángeles, donde se dirige a una amiga que empieza a sentirse atea y aborda algunos de los interrogantes que cualquier creyente se plantea en algún momento sobre la fe. "Creer en Dios", le dice, "es salir de nuestros hábitos ordinarios de pensamiento y de comportamiento. Afirmar Dios es algo que no sólo nos produce incomodidad y hasta vértigo, es algo que nos hace salir completamente de nuestras maneras habituales de pensar y de hablar."

Adjuntemos la homilia del P. Josep Rambla en el funeral por el P. Josep Vives, que se ha celebrado en el Centre Borja de Sant Cugat del Vallès. 

Fecha de la noticia: 
28 de Diciembre de 2015
Archivos Adjuntos

Jesuitas de Cataluña - c/ Roger de Llúria 13, 08010 Barcelona - tel. 93 318 37 36 - jesuites@jesuites.net