Clausura del Año Jubilar del Camino Ignaciano en Manresa

Momento en que se cierra la puerta del Año Jubilar

Este domingo, 31 de julio, día de la festividad de San Ignacio de Loyola, se ha celebrado en Manresa la clausura del Año Jubilar del Camino Ignaciano, con el cierre de la Puerta Jubilar al Santuario de la Cueva de Manresa, y a continuación, una Eucaristía en la Seu de Manresa.
 
Los actos han contado con la presencia del Obispo de Vic, Mons. Romà Casanova, el Arzobispo de Urgell, Mons. Joan-Enric Vives, y el P. Provincial de la Compañía de Jesús en España, el P. Francisco José Ruiz Pérez SJ, acompañados del delegado de los Jesuitas en Cataluña, Llorenç Puig SJ, el Superior de los Jesuitas de Manresa, Lluís Magriñà SJ, así como varios jesuitas y sacerdotes de Manresa.
 
En la Cueva de San Ignacio, donde se ha cerrado la Puerta del Año Jubilar, el P. Provincial de los Jesuitas en España ha recordado el camino que hizo Ignacio de Loyola y la transformación que experimentó en hacerlo. «La historia de Ignacio es la de un creyente que pudo serlo porque entendió que tenía que hacer un camino». El P. Ruiz Pérez ha señalado que «Dios se manifiesta a Ignacio como un descubrimiento progresivo» y no como una experiencia puntual, porque «la fe es una peregrinación continua».
 
El Obispo de Vic, Mons. Romà Casanova, ha sido quien ha cerrado la puerta que ha estado abierta durante todo un año y que los peregrinos han podido cruzar como signo de reconciliación. Se trata de la puerta que, desde 1625 ya lo largo de tres siglos fue el acceso a la Santa Cueva, el espacio donde Ignacio oraba durante su estancia en Manresa, y que, fruto de las reformas que se realizaron recientemente en la Cueva, se restauró y reubicar al espacio de acogida. Este mismo domingo la han cruzado los peregrinos que llegaban de hacer el Camino Ignaciano y han asistido a esta celebración, procedentes de Estados Unidos y la mayoría de origen cubano. Han querido también participar haciendo la ofrenda de una imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre.
 
En nombre de los jesuitas de Manresa, David Guindulain SJ ha tenido palabras de agradecimiento por la oportunidad de acoger todos los peregrinos, de cerca y de lejos, que a lo largo del año han llegado a la cueva para atravesar la Puerta.
 
Tras el cierre solemne de la puerta en la Cueva San Ignacio, la segunda parte de la celebración ha tenido lugar en la Sede de Manresa, con la Eucaristía. En su homilía el obispo de Vic ha referido también al Camino Ignaciano, que calificó como «camino de libertad» y animó a la Compañía de Jesús a seguir su misión de hacer de los hombres y mujeres, amigos y amigas de Jesús.
 
De esta manera se ha dado por finalizado el primer Año Jubilar del Camino Ignaciano. La puerta de la Cueva de San Ignacio se volverá a abrir el año 2021, cuando se iniciará la celebración del 500 aniversario de la estancia de Ignacio en Manresa.
 
Pueden ver algunas imágenes en este enlace.
Fecha de la noticia: 
01 de Agosto de 2016

Jesuitas de Cataluña - c/ Roger de Llúria 13, 08010 Barcelona - tel. 93 318 37 36 - jesuites@jesuites.net